De vez en cuando el organismo necesita la Depuración para recuperar su equilibrio liberándose de las toxinas que ralentizan  la claridad de la mente y de la piel. Las frutas y las verduras nos muestran al respecto su lado más dulce, amable y saludable.

 Y con ellas, las dietas vegetarianas, bajas en féculas y sin azúcar, constituyen una terapia extraordinariamente atractiva y eficaz para  poner el cuerpo a punto, y bajar algún kilo de más.

La piel también lo agradece, porque el aporte vitamínico que proporcionan “sube el tono”, y con el organismo limpio se abre una puerta al optimismo, a la alegría y a la mejor manera de enfocar las situaciones del día a día.

Se recomienda llevarlas a cabo de una a dos semanas, o más si así se desea y siempre con el asesoramiento del especialista.

Los nutrientes de origen vegetal proporcionan de un 80 a 90 % de agua purísima y azucares como glucosa y fructosa que pasan directamente a la sangre y se convierten en energía, fibras, ácidos orgánicos, vitaminas C y B caroteno, que son antioxidantes, minerales, flavonoides y antocianinos que fluidifican la sangre.

Y no contienen colesterol, ni purinas (ácido úrico), ni sustancias tóxicas.

Las verduras y las hortalizas son buenas para tomar crudas excepto los tubérculos. Tanto sus hojas (lechuga, escarola, endibias, espinacas) como sus frutos (tomates, pepinos, pimientos, aguacates etc.), como sus tallos (apio), sus raíces (zanahorias, remolacha roja etc.), sus bulbos (cebollas ajos, hinojo) aportan enzimas digestivas y los  licuados, las ensaladas, sopas y  zumos de frutas y hortalizas son de lo más recomendable.

ALGUNOS EJEMPLOS

-Licuado de zanahorias:

-4 zanahorias grandes.

-Tres manzanas grandes.

-Un limón.

-Un aguacate.

Se lava todo muy bien y se pelan el aguacate y el limón. Se trocea el conjunto y se licua.

Sopa de berros y limón:

-1 manojo de berros

-Una cebolla picada muy fina

-2 tazas de caldo de pollo.

-Una taza de leche descremada

-La ralladura de un limón

-Sal

-Pimienta negra recién molida

-Media taza de yogur natural.

Se lavan los berros y se les quita el exceso de tallos. Se pican sus hojas y se vierten en una cazuela junto con la cebolla, el caldo, la leche, la ralladura de limón, la sal y la pimienta al gusto.

Se pone la cazuela al fuego y se cuece lentamente durante media hora.

Después se pasa todo por la licuadora y se recoge el jugo en un recipiente de cristal. Antes de servir se añade el yogur

El aguacate, la papaya, el limón y el pepino, son los ingredientes ideales cuando se desea mejorar el estado general de la epidermis.

Zumo para iluminar la piel;

En conjunto, o por separado y utilizados de forma tópica, o exprimidos para su ingesta, ofrecen un amplio repertorio nutritivo, delicioso y activo.

Se recomienda tomar un gran vaso por la mañana en ayunas.

Y por la noche  antes de ir a dormir, otro de manzana y remolacha  a partes iguales.

Ensalada de invierno

Las ensaladas son la clave para una alimentación saludable.

CONSEJOS A TENER EN CUENTA

– Consumir abundantemente ensaladas y verduras crudas o cocidas.

– Tomar tan solo pescado blanco, o carne de ave a la plancha.

 -Completar las comidas con quesos frescos y  requesón.

.- Beber agua en abundancia.

– Sustituir el azúcar por la sacarina o los ciclamatos.

.- Utilizar tan solo aceite de oliva crudo.

– Terminantemente prohibidas las frituras

.- Reducir la sal, y sustituir el vinagre por el limón.

– Masticar los alimentos muy despacio ensalivándolos perfectamente

– Eliminar las bebidas gaseosas.

– Utilizar algunas infusiones como por ejemplo las de boldo, o cardo mariano, tras las comidas, porque ayudan a una buena digestión.